Moussa y Musa o Muse, son el nombre antiguo de Moises que aun se conserva en la tradicion de africa que no es conocido comunmente.







pensaras porque ni en la actualidad se conserva ese nombre en las biblias de hoy, y es simplemente porque cuando se tradujeron las biblias, la manera de elegir las vocales, se relacionaba en como sonaban mejor a la fonetica de cada pais, y lo poco que se sabia de como sonaban las letras, luego obviamente apesar de saber que algunos nombres estaban mal adaptados, como ya se conocian asi, se siguieron mantuviendo.



Los idiomas semiticos mas antiguos como se hablan en africa tienen variaciones para el sonido de la A, E, similares a las del ingles, como a mas puras o mezcla de A con E etc.



Moises en castellano y Moses en ingles ("Mouses" son la manera mas comun de llamar al patriarca biblico, pero en la version mas antigua de la traducción hispana se lo conocía como "Mosen".
Pero incluso teniendo en cuenta que en la antiguedad tampoco se pronunciaban las vocales como ahora, es posible que Mosen o Moses, en ingles se pronunciara "Musen" o "Muses", ya que por ejemplo, en el idioma amarico, nacional de Etiopía, Moises es "Muse", y las vocales variaban en la antiguedad según el contexto al igual que el hebreo antiguo, y en un pasado mas reciente aunque antiguo para nosotros, se le añadieron con una especie de marcaciónes para definir mejor las silabas. 
amárico:
ሙሴ
Moses
/muse/

7
ሙሴም፡በሞተ፡ጊዜ፡ዕድሜው፡መቶ፡

ያ፡ዓመት፡ነበረ፤ዐይኑ፡አልፈዘዘም፥ጕልበቱም፡አልደነገዘም።


De Bibl auf Bairisch
Dyr Mosen war hundertzwainzge alt, wie yr starb. Er saah guet hinst auf d Lösst und war aau sünst non voll daa.

King James Bible
And Moses was an hundred and twenty years old when he died: his eye was not dim, nor his natural force abated.



29Y aconteció, que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, mientras descendía del monte, no sabía él que la tez de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con El. 30Y miró Aarón y todos los hijos de Israel a Moisés, y he aquí la tez de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de llegarse a él. 31Y los llamó Moisés; y Aarón y todos los príncipes de la congregación volvieron a él, y Moisés les habló. 32Y después se llegaron todos los hijos de Israel, a los cuales mandó todas las cosas que el SEÑOR le había dicho en el monte de Sinaí. 33Y cuando hubo acabado Moisés de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro. 





Sagradas Escrituras (1569)
1Canción de las gradas: de David. Yo me alegré con los que me decían: A la Casa del SEÑOR iremos. 
2Nuestros pies estuvieron en tus puertas, oh Jerusalén; 
3Jerusalén, la que es edificada como una ciudad que está bien unida entre sí. 
4Porque allá subieron las tribus, las tribus de JAH, el testimonio a Israel, para alabar el Nombre del SEÑOR. 
5Porque allá están los tronos del juicio, los tronos de la casa de David. 
6Demandad la paz de Jerusalén; sean pacificados los que te aman. 

7Haya paz en tu antemuro, y descanso en tus palacios. 

8A causa de mis hermanos y mis compañeros hablaré ahora paz de ti. 

9A causa de la Casa del SEÑOR nuestro Dios, buscaré bien para ti.